EL GOBIERNO BOLIVIANO RETOMA LAS ACUSACIONES CONTRA EL GOBIERNO DE LOS EEUU

Código Fecha Clasificación Origen
08LAPAZ329 19 de febrero de 2008 Confidencial Embajada en La Paz

Buscar la fuente: [Wikileaks] [MRKVA] [Google]

Todas las versiones de este artículo: [English] [Español]

VZCZCXYZ0000
PP RUEHWEB

DE RUEHLP #0329/01 0502300
ZNY CCCCC ZZH
P 192300Z FEB 08
DESDE: EMBAJADA DE LOS ESTADOS UNIDOS EN LA PAZ
PARA: RUEHC/SECSTATE WASHDC PRIORITY 6467
INFO RUEHAC/EMBAJADA DE LOS ESTADOS UNIDOS EN ASUNCION 7598
RUEHBO/EMBAJADA DE LOS ESTADOS UNIDOS EN BOGOTA 4967
RUEHBR/EMBAJADA DE LOS ESTADOS UNIDOS EN BRASILIA 8872
RUEHBU/EMBAJADA DE LOS ESTADOS UNIDOS EN BUENOS AIRES 6087
RUEHCV/EMBAJADA DE LOS ESTADOS UNIDOS EN CARACAS 3307
RUEHPE/EMBAJADA DE LOS ESTADOS UNIDOS EN LIMA 3522
RUEHMN/EMBAJADA DE LOS ESTADOS UNIDOS EN MONTEVIDEO 5243
RUEHQT/EMBAJADA DE LOS ESTADOS UNIDOS EN QUITO 5936
RUEHSG/EMBAJADA DE LOS ESTADOS UNIDOS EN SANTIAGO 0553
RUEAIIA/CIA WASHINGTON DC
RUEKJCS/SECDEF WASHINGTON DC
RUMIAAA/USCINCSO MIAMI FL
RUEHUB/USINT HAVANA 0912
RHEHNSC/NSC WASHINGTON DC
RHMFISS/SEDE DEL COMANDO SUR MIAMI FL

C O N F I D E N T I A L LA PAZ 000329

SIPDIS

SIPDIS

E.O. 12958: DECL: 02/20/2018
TAGS: PGOV PREL ECON BL
TEMA: EL GOBIERNO BOLIVIANO RETOMA LAS ACUSACIONES CONTRA EL GOBIERNO DE LOS EEUU

REF: A. LA PAZ 303
¶B. LA PAZ 304
¶C. LA PAZ 218

Clasificado por: EcoPol Chief Mike Hammer por razones 1.4 (b) y (d)

¶1. (C) RESUMEN: El gobierno boliviano intenta reciclar sus acusaciones contra los EEUU, especialmente entre el 16 y el 18 de Febrero. El presidente boliviano, Evo Morales, amenazó con expulsar a USAID si es que ésta continuase conspirando contra su gobierno. Como prueba, Morales relató que una organización política supuestamente no habría recibido asistencia de la USAID debido a su apoyo al MAS. Asimismo, citó a organizaciones sin nombre a las que se les pidió que trabajasen en contra del gobierno a cambio de asistencia. Morales argumentó también en contra de un tratado de libre comercio con los EEUU, y nos acusó de la desaparición de ciudadanos bolivianos durante enfrentamientos relacionados al narcotráfico en el Chapare. La aseveración hecha por Morales de que grupos afines al gobierno estarían listos para tomar las armas y defender la agenda del gobierno fueron rechazadas por una amplia gama de sectores sociales. El Ministro de Gobierno Alfredo Rada continúa acusando a los EEUU de estar involucrados en el caso de espionaje al interior de la policía, para así evitar responder sobre su responsabilidad en el tema del seguimiento a políticos de la oposición y reporteros. La decisión del gobierno boliviano de rechazar un tratado de cooperación en materia militar y los efectos de esta decisión en las operaciones de rescate en caso de desastres fueron hechas públicas el 18 de Febrero. El Ministro de Relaciones Exteriores, David Choquehuanca, explicó que el gobierno no quería firmar un tratado “a ciegas”, y que solamente estaba revisando el acuerdo. A pesar del discurso público en relación a que el gobierno boliviano desea mejorar sus relaciones con el de los EEUU, el acelerado giro en la retórica gubernamental en la forma de ataques contra los EEUU a expensas de los vías diplomáticas sugieren que la administración de Morales tiene una agenda distinta: desacreditar a los EEUU y distraer a la opinión pública boliviana.
FIN DEL RESUMEN


LUCES, CÁMARA, ACUSACIONES!


¶2. (U) El 15 de Febrero, el presidente Morales hizo distintas referencias a los “problemas políticos” que se estarían viviendo con los EEUU; sin embargo, aclaró que las relaciones diplomáticas y comerciales seguirán vigentes. Morales reiteró que la USAID está apoyando a grupos de oposición y que la embajada de los EEUU está haciendo política en desmedro de su trabajo diplomático, como podría ser mejorar las relaciones comerciales. Morales aseveró que la USAID estaría convocando a distintos grupos a establecer ONG´s para posteriormente financiarlas bajo la única condición de que trabajen en contra del gobierno boliviano. Morales señaló que líderes de la Federación de Ayllus (unidades indígenas de autogobierno) de Potosí le habían dicho que una ONG financiada por la USAID les habría negado su pedido de $20,000 a causa de “su apoyo a Evo Morales”. El presidente boliviano urgió a todos los ciudadanos a denunciar a aquellas “ONG´s compradas por la USAID para desestabilizar al gobierno”. Añadió además que “el gobierno no les permitirá a las ONGs trabajar contra el gobierno. Si nos provoca la USAID, se irá.” Morales agradeció a los ciudadanos norteamericanos que han estado denunciando a la USAID y a la embajada por hacer política, pero no especificó nombres.

¶3. (U) A pesar de que la mayoría de sus acusaciones son repeticiones de otras ya hechas, Morales añadió un nuevo factor al señalar que los policías de nuestra embajada “actúan como trabajadores fieles a la embajada…al lado del gobierno de los EEUU.” Dijo haberse enterado de esta situación a través de Fullbrighter van Schaick, quien acusó al Asistente Regional de Seguridad Vincent Cooper de haberle pedido que “espíe” a cubanos y venezolanos en Bolivia la semana pasada (Reftels a y b). A pesar de no estar directamente ligado a las pasadas acusaciones contra EEUU por ser parte del “espionaje” a políticos y reporteros, esta descripción incorrecta de nuestras fuerzas de seguridad bolivianas encaja con las constantes acusaciones del gobierno de Morales sobre la excesiva influencia de la embajada de los EEUU sobre las unidades policiales bolivianas.


EVO, LIBRE COMERCIO, NARCOTRAFICO Y LA EXPULSION DE COOPER


¶4. (C) Morales rechazó un tratado de libre comercio con los EEUU, y lo calificó como un retorno a los días del ex-presidente Sánchez de Lozada cuando según Morales el gobierno firmaba acuerdos a costa de los bolivianos. El presidente boliviano explicó que la decisión de la embajada de que ARSO Vincent Cooper no retornará a Bolivia en realidad era “la expulsión” por parte del gobierno boliviano “de un individuo que condujo espionaje para EEUU”.
Morales reiteró que pensaba que la lucha contra el narcotráfico había fracasado por haberse enfocado en combatir la hoja de coca en vez de la cocaína. Alegó que la DEA, el ejército de EEUU, y la policía boliviana habían dirigido la lucha contra el narcotráfico desde “una base militar estadounidense” en el departamento de Cochabamba, especialmente en los casos en que se produjeron “protestas y desaparecidos” con implicación de los EEUU (Nota: los EEUU apoyan los esfuerzos contra el narcotráfico desde el aeropuerto de Chimoré y posee algunas oficinas allí, pero no existen bases militares estadounidenses propiamente dichas en Bolivia. A pesar de los constantes reclamos de Morales para que se cierren esas bases inexistentes, consideramos que esto debe ser un malentendido o un invento. Fin de la nota)


LLAMADO A LAS ARMAS FUERA DE CONTEXTO


¶5. (U) Al mismo tiempo que arremetía contra los “grupos oligárquicos”, y especialmente contra los intentos de convocar a un referéndum para la autonomía en el departamento opositor de Santa Cruz, Morales advirtió que sus seguidores defenderían su gobierno “con las armas”. El 14 de Febrero Morales que simpatizantes en Santa Cruz que tomarían las armas para mostrar a la oposición que el presidente se hacía respetar. Sin embargo, sectores y sindicatos alineados con el MAS negaron el 16 de Febrero estas aseveraciones, y más aún, llamaron a que las diferencias de Bolivia se resuelvan mediante elecciones.


LAS ACUSACIONES INCOHERENTES DEL DOCTOR RADA SOBRE ESPIONAJE


¶6. (U) El 15 de Febrero, el embajador sostuvo una reunión con el Ministro Alfredo Rada para discutir el apoyo del gobierno americano al Comando de Operaciones Policiales Especiales (COPES), la cual fue apuntada por el Ministro como involucrada en el escándalo sobre espionaje que ha estado tomando más relevancia en el medio boliviano. Posteriormente al encuentro, el embajador emitió una declaración pública en la que reiteraba que el gobierno estadounidense nunca se había involucrado en operaciones de espionaje y explicó que nuestro gobierno no financiaría la unidad en cuestión porque ésta había sido disuelta el 29 de Enero.

¶7. (U) En una entrevista con el diario La Prensa, tras la reunión del 15 de Febrero, Rada continuó insinuando – como ya ha hecho públicamente en repetidas ocasiones – que el COPES era responsable del espionaje realizado a periodistas y políticos. Una vez más, Rada llamó a esta unidad “órgano de inteligencia paralela”, y dijo que ésta respondía directamente al gobierno de los EEUU y no al Directorio Nacional de Inteligencia (DNI), y que sobrepasaba sus atribuciones. Rada explicó que desde el 11 de Septiembre del 2001, el gobierno norteamericano habría encomendado al COPES recaudar información sobre grupos terroristas, lo cual viola el mandato del COPES, que se reduce a la vigilancia de grupos narcotraficantes. Rada indicó además que el “terrorismo es fundamentalmente un fenómeno político… y que por tanto el COPES… estaba ejecutando vigilancia política… lo cual es una prioridad para el Departamento de Estado.” (Nota: De acuerdo al memorándum entre el gobierno de EEUU y el de Bolivia respecto al COPES, su misión es efectuar seguimiento a grupos relacionados tanto con el narcotráfico como con el terrorismo. Fin de la Nota)

¶8. (U) A lo largo de la entrevista, el Ministro se caracterizó por tener un doble discurso, a veces insinuando que el gobierno de los EEUU estaba detrás de los casos de espionaje, y en otros casos aceptando que existían pocos indicios para apuntar a la embajada. “Sería irresponsable afirmar que ellos (la embajada) hayan estado detrás de estas operaciones (las de espionaje)”, afirmó Rada. Continuó diciendo: “El hecho de que el personal de Inteligencia de la embajada haya recibido información de la ODEP (nombre oficial del COPES desde el 2001) nos hace pensar que estaban al tanto de estas cosas (espionaje doméstico). A pesar de anteriores afirmaciones donde aseguraba que el COPES respondía directamente a la embajada, Rada cerró la entrevista indicando “no podemos asegurar que el ODEP-COPES seguía las órdenes de la embajada, pero estamos investigando. Pero claramente había un nexo económico y está demostrado que esta unidad trabajaba en prioridades definidas desde Washington.” Rada también intento ligar el caso Fulbrighter Van Schaick al escándalo de espionaje doméstico, argumentando que la declaración jurada de Van Schaick constituía su primera pieza para demostrar la conexión entre el gobierno de los EEUU y el espionaje doméstico en Bolivia.


OJOS MUY CERRADOS CON LA COOPERACIÓN DEL MILGRP


¶9. (C) La prensa boliviana reportó el 19 de Febrero que el gobierno de Bolivia había congelado la cooperación militar humanitaria al no renovar nuestro acuerdo diplomático en dicha área (el cual funciona como SOFA, o estatus de las fuerzas acordadas para el personal militar americano en Bolivia). El artículo resaltó que la ayuda no-militar para los afectados por las inundaciones permanecería intacta ($600,000). Así también reportó que el MILGRP (ayuda militar humanitaria) de los EEUU había provisto asistencia humanitaria al país (incluyendo tratamientos médicos, dentales y ópticos) desde 1996. El Canciller Choquehuanca respondió que el gobierno no había cancelado ningún acuerdo, y que simplemente lo estaba revisando. Añadió: “Nosotros no firmamos acuerdos con EEUU a ciegas, como en el pasado se hacía, especialmente en el área de la lucha contra el narcotráfico.” (Nota: El tratado de ayuda humanitaria no tiene relación alguna con la ayuda anti-narcóticos. Una nota de la diplomacia boliviana suspendió la renovación del acuerdo humanitario el 29 de Enero, justificando que se necesita establecer el diálogo para “crear un puente de entendimiento.” (Reftel C) Fin de la nota.)


COMENTARIO


¶10. (C) A pesar de que las acusaciones sobre USAID saboteando al gobierno boliviano no son nada nuevas (el Ministro de la Presidencia Juan Quintana anteriormente ya descargó las denuncias en Agosto y desde entonces los miembros del gobierno han hecho eco de estas acusaciones), el hecho de que el presidente Morales haya llamado a los bolivianos a cooperar con el gobierno, “identificando a esas ONGs” que claramente conspiran contra el gobierno, es una novedad problemática para nosotros. Por ejemplo, pensando en el caso propuesto por Morales del grupo potosino al que se le negaron los $20,000, cualquier persona que solicite fondos de la USAID y que no los reciba podrá alegar discriminación política. Continuaremos aclarando los malentendidos sobre la USAID, su transparencia y naturaleza apolítica a través de la verdad y la realidad. Sin embargo, es poco probable que el gobierno boliviano se retracte de sus acusaciones considerando que disfruta los beneficios de crear un enemigo externo para así distraer a la población de los problemas domésticos. Igualmente, a pesar de que miembros del gobierno nos admitieron de forma privada que no creían realmente que EEUU se haya envuelto en el caso de espionaje policial, ellos no han parado las insinuaciones de que los EEUU estarían involucrados. Las acusaciones de Rada no están diseñadas para ser llevadas a un acusación formal y así ser declaradas ciertas o falsas, pero sino para implantar la idea de que los EEUU son el enemigo y así distraer a la población de los serias acusaciones que existen en su contra. En ese sentido, son un éxito. La incongruencia de primero acusarnos de estar “de amigos” con la oposición, pero al mismo tiempo espiarlos parece ser pasada por alto en el discurso público. Infelizmente, la prensa boliviana no hace un análisis crítico de estas acusaciones incoherentes, vagas, e inclusive contradictorias antes de distribuirlas al público boliviano e internacional.

¶11. (C) Continuación del comentario. A pesar de que en ciertas ocasiones ni ellos creen en la veracidad de sus acusaciones, los subalternos de Evo pareciesen estar convencidos de que la embajada esta en verdad trabajando para perjudicar a su gobierno. Dada su tendencia a ver a la embajada como un ente separado del gobierno y el pueblo estadounidense, esperemos que Morales traiga la serie de acusaciones vagas de su gobierno contra nuestra embajada durante su visita a la Delegación Congresal y al público estadounidense planificada para el 25-27 de Febrero. Fin del Comentario.
GOLDBERG